Emprendimiento, Tecnología

La política futura y las redes sociales


 

“El reto es influir de manera segmentada usando la geolocalización.”

Una de las cosas que han dejado patentes estas últimas elecciones municipales es que quien mejor sepa influir en las redes sociales más posibilidades de captar votos tendrá.

Los periódicos y la tele eran antes los dioses en temas de influencia social, el llamado quinto poder podía hacer y deshacer la estructura política de un país, pero eso esta cambiando. Internet no solo ha permitido que todos los usuarios estemos conectados, sino que tengamos un medio directo con el que influir sobre ellos, y además de forma personal e individual,lo que supone un nuevo modelo de entender la forma de hacer llegar quien eres y lo que quieres hacer o vender.

Aunque la prensa y la televisión aun siguen teniendo mucho poder, plataformas como Twitter y/o Facebook pueden hacer que tu imagen como político se hunda o por lo contrario se dispare al estrellato, ya que ambos métodos de influencia social, el digital y el tradicional, se nutren el uno del otro.

Ahora bien, hay que entender el concepto de viralización e influencia social como una herramienta de doble filo, sobre todo con plataformas como Twitter y Facebook. Nuestra dependencia de Twitter y Facebook como método de influencia social digital en España roza el monopolio. Pocos nos ponemos a pensar en la necesidad de alguna red de influencia social 100% española que permita gestionar de mejor forma la información que se publica.

¿Cómo segmentar el mensaje?

Llamemos a esta nueva técnica de influencia social ISD (influencia social digital) para poder acotarla a la influencia social que se consigue mediante medios digitales. Creo que el perfil de usuario es muy diferente en la ISD que en la tradicional. La ISD es más rápida, más cambiante y más proactiva. Un usuario que es influido por las redes sociales para comprar un producto o para participar en un grupo es más activista, más reaccionario.

Las redes sociales actuales se han vuelto tan globales que cuando escribes algo o intentas viralizar un mensaje no tienes ningún control sobre a quien influirá. Poder acotar la información que mandas a un grupo de personas en concreto es realmente complejo porque está limitado al número de usuarios que te siguen o al número de usuarios que te viralize. Si un partido político quisiera controlar una campaña de forma más acotada, controlando los mensajes que quiere transmitir en función de donde se encuentre su receptor, le sería muy difícil con las redes sociales actuales. Las campañas tradicionales, con mítines, reuniones o flyers, atraen en gran medida a tus propios seguidores del partido. Y tu objetivo como partido político es fidelizar a tu votante, pero sobre todo captar nuevos.

¿Cómo influir con un mensaje solo en el barrio de Salamanca de Madrid y a la vez llegar con otro diferente a un barrio obrero de Huelva usando métodos digitales? En política esto puede ser un poco más fácil porque cada localidad suele tener un representante de cada partido que transmite de forma local aquello que quiere hacer llegar. Pero sin duda hay un gran reto que es hacer llegar las noticias y la información de forma mucho más local mediante un sistema digital.

La geolocalización es el futuro

Twitter y Facebook les permite a los partidos políticos crear páginas que representen cada localidad o cada representante en función del municipio al que quiera influir, pero no te puede asegurar que la gente que te siga o te lea sea de la localidad a la que quieras influir.

Lo ideal para un partido político sería poder conocer las necesitadas de cada barrio y de cada distrito, y poder enviarle un mensaje a cada vecino de cada barrio con propuestas personalizadas en función de sus necesidades. La única manera para poder llegar a hacer algo así es usando los smartphones y geolocalizar a cada usuario para saber en que barrio está.

La influencia social digital es un tema complejo que irá evolucionando con la tecnología y con las nuevas técnicas de marketing digital que se implanten. Tenemos que ser conscientes de que la influencia social digital permitirá cada vez más que vendas como empresa o triunfes como líder. Personalmente creo que la geolocalización es el futuro de la ISD.

Un proyecto muy ambicioso

Consciente de ello, estamos a punto de lanzar desde la incubadora que lidero un proyecto piloto que apuesta por geolocalizar las noticias y la información con el fin de poder tener un medio de influencia social capaz de funcionar por barrios, por códigos postales e incluso por calles de todo el mundo. Esto nos permitirá mandar información y noticias a barrios de cualquier ciudad del planeta.

Siempre he creído que la información que más te interesa es la que ocurre cerca de ti, de tu barrio, de tu gente, de tu trabajo o detu empresa. Mapear la información y geolocalizar las noticias nos permitirá conocer mucho mejor cada barrio y, por supuesto, nos permitirá tener un canal directo para poder influir de forma muy local. Estoy convencido de que nuestro proyecto se convertirá en una excelente plataforma para hacer llegar todo aquello que le pueda interesar a una localidad o a un grupo de vecinos y así poder ofrecer una información de gran valor añadido al usuario.

Nuestro proyecto piloto nacerá en Madrid y si tenemos buenos resultados exportaremos el sistema al resto de España y Latinoamérica. Queremos ser la primera red de ISD 100% española que sea capaz de influir en varios países del mundo. Un proyecto ambicioso y lento porque hay que ganarse a cada barrio, pero creo que es un proyecto necesario y útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *