Sociedad, Tecnología

¿Y si Google creara un banco?
Las entidades tradicionales están al borde del precipicio

 

“El futuro de los bancos pasa por convertirse en empresas de servicios.”

Hace unos días estuve dando una charla a unos jóvenes de una universidad y les hice un pregunta. ¿Dónde meteríais vuestro dinero, en un supuesto banco que abriese Google o en BBVA o Santander? Me sorprendió que el 100% respondiera Google.

No se si la banca en general se está dando cuenta de que el concepto de banco como tal está cambiando. Para la mayoría de los “millennials” los bancos son entidades completamente planas que básicamente sirven para recibir su nómina todos los meses. Y eso aquellos que trabajan…

Pocos de ellos afirman necesitar los servicios de un banco, al contrario de lo que sucede con Google, que para ellos representa el día a día de muchas de sus acciones, comunicaciones y servicios. Los nativos digitales tienen otro concepto de banca y seguramente otro modelo de gestión de sus ingresos.

Por tanto, la banca debería preguntarse por el efecto que tendría en sus resultados un hipotético servicio de Google que revolucionara el concepto de banca. Un servicio que permitiera domiciliar tu nómina y cobros, vinculándolo a tu cuenta de gmail. Que te permitiera domiciliar tus recibos y pagos, que pudieras realizar pagos, transferencias y traspasos de gmail a gmail de forma rápida, sencilla y en todo el mundo. Que pudieras solicitar microcréditos para compras online, y que fuese tu cuenta de Google quien te permitiera pagar a plazos algún producto que quisieras comprar en Internet. Solo con eso podría arrasar entre la clientela de clase media.

Además, Google podría ofrecer una gran ventaja en forma de intereses muy bajos y cero comisiones. Y es que el “core business” de Google no serían las comisiones y los intereses y por ello se podría permitir condiciones muy ventajosas frente a la banca tradicional, ya que tiene otras fuentes de ingresos que mantienen a la compañía. No necesitaría sucursales porque ya tiene un sucursal en cada cuenta de Gmail activa, y tampoco necesitaría campañas de captación de clientes porque ya tiene millones. Finalmente, no necesita hacer que el usuario se descargara una nueva App porque puede integrar en millones de smartphones con Android su nueva App de “Tu dinero”.

Google puede permitirse agregar servicios innovadores que jamás lanzaría la banca tradicional. Por ejemplo, podría sacar servicios de alquiler de vivienda con tarifa plana en una plataforma donde los usuarios pudieran subir sus inmuebles “disponibles”. La empresa tecnológica gestionaría los alquileres e incluso podría ofrecer la compra compartida de casa, además de nuevos modelos de hipoteca mucho más ágiles que estuvieran hechos a imagen y semejanza de los modelos de financiación que usan las marcas de automóviles con sus paquete “Alternative”, “Leasing”…

“¿Qué necesitarán los clientes dentro de 20 años? Ese es el gran reto.”

Google entiende mucho mejor la forma de pensar de los millennials, ya que gran parte de las nuevas tendencias digitales las crea la misma empresa. Supongo que Google tendría que investigar las barreras legales existentes para ofrecer este tipo de servicios. Pero con 250.000 millones de dólares podría hacerse con muchos bancos de todo el mundo y convertirse en el mayor nuevo banco del planeta y revolucionar el concepto de banca.

La banca tradicional debería replantearse su papel y pensar en qué será dentro de 20 años, porque no creo que el camino esté solo en digitalizar los servicios bancarios o sacar muchas Apps. Más bien deberían pensar y diseñar servicios nuevos e innovadores, rediseñar el modelo de compra, el modelo de vivienda y estudiar bien los hábitos de la gente. En definitiva el modelo de banca y de banco. Deberían pensar en ser otra cosa, entender las necesidades reales que tendrán en un futuro los usuarios que a día de hoy tiene 10 años.

Personalmente creo que el futuro de un banco es ser una empresa de servicios más que como una entidad financiera. Una empresa de servicios que entienda bien la relación entre “usuarios, necesidades y servicios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *